¿Ya conociste a JESÚS? 

​Si tuvieras un accidente fatal, y milagrosamente alguien te rescatara de tu lecho de muerte, te llevara al hospital, y te dejara al cuidado de los médicos, y luego se marchara, sabiendo que te dejó en la compañía idónea para velar por ti, y seguro de que estarías a salvo.   ¿Te gustaría conocerle?  ¿Te gustaría darle las gracias por haberte salvado la vida?

¡Imagino que sí!  La mayoría de nosotros estaríamos felices de estrechar su mano.

 

Y si te dijera, que hay alguien que ya hizo eso por ti, pero hasta que no lo conozcas y lo declares con tu boca, estarás como muerta en vida...  ¿tendrías prisa por conocerle?

Si tu respuesta es sí, yo quiero presentate a JESÚS. Aquel que por encomienda de su Padre, nos salvó para que tengamos vida y vida en abundancia.  Pero quiero que lo conozcas de una fuente segura.  No vale que le conozcas intelectualmente ni por lo que te han contado... quiero que le conozcas a través de su palabra... es la única forma de realmente conocerle y de establecer con él una relación personal.  Esa fuente es la Biblia.

AHORA BIEN, SEGúN LA BIBLIA,
¿QUÉ DEBES HACER PARA SER SALVA Y TENER
VIDA ETERNA?

A continuación te comparto en un orden lógico los versículos que sustentan el plan de salvación de Dios para la humanidad.  A este punto debo decirte que esta verdad que estás a punto de conocer, es esa verdad a la que se refiere Jesús cuando dice en Juan 8:31-32: “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

Por favor toma una media hora para leer todos estos versículos.  Créeme este es un tema de vida eterna o de muerte eterna.  Dale a esta lectura el carácter y la prioridad que amerita.

 

Todo empieza con la Creación:

Génesis 2:7 (NVI)

 

Luego viene la caída del hombre (el primer pecado):

Génesis 3:6 (NVI)

 

Pecado (por el pecado de Adán y Eva heredamos todos esa naturaleza pecaminosa):

Romanos 3:23 (NVI)

 

La Paga del pecado y Justicia mediante la Fe en Jesus:

Romanos 6:23 (NVI)

 

Y como Dios es Justo y no se transgrede a sí mismo... al nacer, todos nacemos con esa sentencia de muerte y somos condenados:

Romanos 5:12 (NVI)

 

Entonces es cuando entra en acción la gracia de Dios... el mayor de todos los regalos, y lo que merece nuestra mayor nuestra de gratitud:

Juan 3:18 (NVI)

 

Romanos 5:17 (NVI)

 

La Salvación es por gracia. Osea, es un regalo de Dios.

Efesios 2:8-9 (NVI)

(Este último versículo es el que nos dice francamente que no hay nada que nosotros podamos hacer para alcanzar la salvación y la vida eterna "no por obras"... y ahí mismo dice, "para que nadie se jacte"... sino que es un regalo de Dios.  Pero el pecador, o sea nosotros tenemos que declarar nuestra fe en Jesucristo.  Que creemos en lo que Él hizo por nosotros en la cruz, y que sin Él perdidos estamos. Declarar que lo necesitamos para ser salvos).

 

La muestra más maravillosa de Amor:

Juan 3:16 (NVI)

 

Hasta este punto esta secuencia de versículos bíblicos, nos van describiendo que en esencia estamos bastante perdidas y condenadas a un lago de fuego en el infierno. Que el pecado nos separó de Dios, y que nuestra única posibilidad de reconciliación es a través de Cristo.   De ahí la palabra que dice en Juan 14:6  “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

 

Entonces Cristo es el PUENTE que nos reconecta con Dios.

Romanos 5:8 (NVI)

 

Nuestra opción de Salvación y reafirmación de Salvación:

Romanos 10: 9-13 (NVI)

 

Y cuando uno de nosotros pecadores decide hacer esta reconciliación con Dios, en el cielo hay celebración:

Lucas 13:10 (NVI)

 

Ser Cristiano no tiene nada que ver con religión.  Es tener una relación con Dios a través de Cristo y reconectar con Dios a través de Él.  Pero esta relación es voluntaria e intencional. No naces con ella.  La escoges.  Y Jesús es un caballero, Él no entra a la fuerza.  En Apocalípsis 3: 30 nos dice:

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo."

Si deseas aceptar la invitación que te hace Jesús, de ser salva a través de lo que él hizo por ti enla cruz, con gusto me encantaría compartirte una oración para que lo hagas.  Me honraría si me permitieras acompañarte y guiarte en esa oración.  Es mi gozo hacerlo, pues en ello sé que agradamos a Dios y somos obedientes al último mandamiento de Jesús, que fue "Id y haced discípulos en todas las naciones. 

¿DESEAS QUE TE COMPARTA ESA ORACIÓN?
Baja aquí la oración
Participa
en el Programa
"Nacer de Nuevo y  Sanar el Alma"
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
ContactO

C/Luis Desangles # 37

Evaristo Morales

Santo Domingo, R.D. 10147

​​

Tel: +1 809 299 2831

yira@yiravermenton.com

© 2017 by Life & Business Coach Yira Vermenton